fbpx

El retorno de Balenciaga a la Alta Costura

La colección de invierno 2021 marcó un nuevo comienzo en la historia de la casa, ya que fue la primera vez que presentó su alta costura desde 1968, año en el que cerró el atelier. Además, es la primera vez que incluyen hombres en su pasarela haute couture.

Esta colección fue descrita como una “carta de amor” a Cristóbal Balenciaga, en la que encontramos formas arquitectónicas y proporciones exageradas. Demna Gvasalia, sin duda se enfrentó a un gran reto, respetando y honrando a uno de los más grandes “couturiers” del siglo 20 pero aportando su visión revolucionaria del siglo 21 (Vogue). En sus propias palabras: “Fue un desafío encontrar el equilibrio entre la fusión del legado arquitectónico, la historia y lo que yo represento.”

A continuación veremos algunos aspectos de la colección a destacar.

Bricolaje de Género

El bricolaje de género consiste en desestabilizar lo que emerge de una norma y desnaturalizarlo.

Futurismo

Muchos accesorios representan al futurismo y la tecnología. Al mostrarlo junto a piezas más clásicas, están representando tanto el legado como el futuro de la casa. “No podemos solo mirar hacia el futuro. Tenemos que mirar hacia el pasado para ver a donde vamos”, Gvasalia dijo.

Jeans & Couture

Mucho Oversize

Entre las prendas oversized y las proporciones exageradas, podemos encontrar abrigos usados como vestidos, siendo la pieza principal y dejando a los demás ítems el papel accesorios.

“La gente me encierra en la caja de alguien que diseña hoodies y zapatillas- pero eso no es realmente lo que soy. Realmente quería mostrar quien soy como diseñador, considerando el legado que tengo la suerte de tener”, Gvasalia explicó. Sin duda con esta colección, logró demostrarlo.

Latest on Twitter