fbpx

In The Heights: Representación Latina a partir del vestuario (Spoiler Alert)

La nueva película de HBO se sitúa en Washington Heights, un barrio de inmigrantes latinos en Nueva York. A partir de la música y el baile, se narran historias de los cuatro protagonistas, siempre enlazándolos con el resto del vecindario.

La película fue filmada en Washington Heights, logrando una autenticidad en la historia. El vestuarista, Mitchell Travers, también vivió en el barrio por siete años, por lo que al momento de inspirarse decidió volver y tomar fotos del street style en diferentes momentos del día. Su objetivo no fue “copiar” outfits, sino tomarlos y exagerarlos, viéndolos a través del lente con el que se intentaba contar la historia. Por eso mismo, todas las compras para el vestuario fueron realizadas en el barrio.

El Barrio como protagonista

Travers reconoció tener un desafío enorme al no tener que enfocarse solo en destacar personajes particulares, sino en reconocer a todo el barrio como protagonista. Los enfoques en personajes particulares fueron dados por técnicas cinematográficas, no por el vestuario.

Al encontrarse con escenas masivas como “Carnaval del Barrio” o “96.000”, Travers debió encontrar un balance, para que los patrones y colores quedaran coordinados.

Vanessa

Vanessa (Melissa Barrera) trabaja en la peluquería del barrio y su sueño es ser diseñadora de moda. Al comienzo de la película, podemos verla frustrada, ya que siente que no puede cumplir su sueño en Washington Heights. Ella está decidida a mudarse downtown y dejar sus raíces de lado. Sus outifts en estas escenas son formales y aburridos, denominó Travers.  Al final de la película, se da cuenta que su barrio la respalda para cumplir sus sueños. Por lo que vuelve a vestirse fiel a su estilo.

Nina

Nina (Leslie Grace) vuelve al barrio luego de haber estado estudiando en Stanford. Al llegar, viste formal con colores neutros y lleva su cabello planchado. Ella plantea que no quiere regresar a la universidad, luego nos enteramos que esto es porque siente que no encaja. Por eso, explica Travers, ocultaba su cultura a partir del vestuario, y, al regresar, viste como si nunca se hubiese ido. 

Como dijimos previamente, todos los elementos del vestuario fueron comprados en Washington Heights. Travers quiso evitar estereotipos o crear un uniforme. Si algo podemos asegurar es que la moda de In The Heights no es genérica, sin embargo, hay ítems típicos que fueron utilizados. Remeras con banderas estampadas, shorts de jean, “New York” estampado en remeras, tops que no cubren los hombros y muchas prendas deportivas, especialmente sneakers.

Para concluir, el vestuario fue una parte fundamental de la producción. El hecho de que se eviten estereotipos y se le otorgue a cada personaje una personalidad, es algo a destacar. Pocas veces se representa a la comunidad latina de una manera verosímil,  pero en esta película, se logró. 

Latest on Twitter